Escapadas y Viajes

El Camino de Santiago de Gran Canaria que también celebra el Año Jubilar

Una bula papal concedió a los peregrinos que llegan a la iglesia de Santiago en Gáldar los mismos privilegios del año jubilar compostelano

Los envolvió una terrible tormenta, de tal magnitud que aquel grupo de marineros gallegos temió por sus vidas. Agarrados a la fe de su santo patrón, Santiago, aquellos hombres de mar rezaron con todo el corazón por salir vivos de la furia del Atlántico. Cuando amaneció y amainó la tormenta, tomaron rumbo a cumplir su promesa: llevar al santo a lo más alto de la tierra vista, las montañas de Tirajana, en un camino entre volcanes.

El Camino de Santiago de Gran Canaria se remonta a la conquista de la isla por la Corona de Castilla, y une el sur con el Templo Matriz de Santiago de los Caballeros de Gáldar, en el noroeste de Gran Canaria. Atravesando la isla a lo largo de 66 kilómetros, la ruta jacobea grancanaria es la primera y la más antigua fuera del territorio europeo, desconocida y singular.

El camino que recorrieron aquellos marineros con la imagen de ‘Santiago el Chico’ hasta la ermita que construyeron en lo alto de la montaña, hoy desaparecida, une dos templos jacobeos: al sur, la iglesia de San Bartolomé, en Tunte; al norte, el templo de Santiago de los Caballeros, en Gáldar.

Santiago de Gáldar es, desde 1965, lugar de gracias jubilares del Año Santo Jacobeo y fue en 1993 cuando el Papa Juan Pablo II concedió este reconocimiento a Gáldar ‘in perpetuum’. Esta es, desde entonces, la primera sede jacobea que tiende un puente entre Europa, África y América. La Oficina de Turismo de Gáldar ha repartido de forma presencial 7.649 credenciales que avalan que se ha hecho el Camino de Santiago en Gran Canaria. Otras 1.600 se han repartido a municipios involucrados en el Camino, y hay mil más emitidas desde el Patronato de Turismo de la isla.

Etapa 1: De dunas de arena y calderas

El Faro y el Parque Natural de las Dunas de Maspalomas son el punto de partida. De un paisaje que se hermana con su vecino continente africano, la ruta que rememora la promesa de aquellos marineros invita al peregrino a adentrarse en el corazón de la isla, a través de las mismas cicatrices de los volcanes. De la Caldera de Tirajana, serpenteantes paredes de piedra y naturaleza endémica llevan a Arteara, tumba sagrada de aborígenes y lugar de culto.

La subida de Fataga deja atrás los vestigios de los antiguos pobladores de la isla, y se envuelve en palmerales y barrancos escarpados. El Valle de las Mil Palmeras acompaña el ascenso a la parte alta de la isla, Tunte. Allí, la iglesia de San Bartolomé es lugar de descanso de la imagen de Santiago, que comparte sede con el patrón del pueblo, San Bartolomé. Este centro jacobeo heredó la imagen de la Ermita del Pinar, que la leyenda atribuye a aquellos marineros devotos. Era de tierra y barro, con techos de madera y tejas, pero no sobrevivió al tiempo.

Etapa 2: Camino al mar de nubes

Camino a Garañón, la naturaleza prepara al peregrino un camino verde hasta la Caldera de Tejeda. Este municipio de cumbre es uno de los pueblos más bonitos de España y desde este lugar por encima del mar de nubes comienza el descenso por caminos de pastores hacia el norte de Gran Canaria y al encuentro de Santiago.

Las últimas etapas discurren entre volcanes, por tierra de trashumancia y donde nacen los sabores de la Denominación de Origen Protegida Queso de Flor. Bajo la montaña de Ajodar, el Camino de Santiago pasa por el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada y el BIC del Conjunto Histórico del Casco de Gáldar, que acercan al peregrino a su destino.

Etapa 3: Ciudad de Guanartemes

Capital de Gran Canaria durante siglos, la ciudad por excelencia de Guanartemes y reyes aborígenes, en la antigua Agáldar termina el Camino de Santiago. Allí la Puerta Santa se abre para recibir a los peregrinos en el año Jacobeo. Gáldar es uno de los asentamientos aborígenes más importantes de la isla, y su Iglesia, de las primeras en ofrecer una eucaristía al estilo castellano, en 1481, antes incluso de finalizar la conquista.

Esta Iglesia fue entonces una torre defensiva y una casa canaria, alrededor de la que se configuró una moderna y nueva civilización. La ciudad conocida como Villa de Santiago de Agáldar -Gáldar actualmente- es el punto de destino de una ruta de 66 kilómetros que este año ya han recorrido más de 10.000 personas de forma oficial, varios miles más en alguna de sus etapas.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class