Non Plus Ultra

Cinco tendencias horteras que no deberías copiar a los futbolistas

cristiano2-kdHD--620x349@abc

ABC

Que sean tus ídolos en el campo no significa que deban serlo fuera de él si hablamos de estilo

Aaron Ramsey, Héctor Bellerín, Juan Mata, Jerôme Boateng… Afortunadamente hay brotes verdes en el universo futbolístico en lo que a buen gusto estilístico se refiere. David Beckham dejó tras su retirada un solar arrasado donde no podía crecer una sola flor, y poco a poco, con cuentagotas, parece que el suelo vuelve a emitir señales de vida.

Han sido muchos años dominados por las tendencias horteras, que todavía son mayoría en un sector que vive muy cerca del sentimiento popular por motivos obvios. Los futbolistas son referentes de estilo para millones de personas, y por eso se retroalimentan detalles de estilo que están completamente alejados no ya solo de las tendencias contemporáneas, sino también de la esencia de la moda: el concepto del ‘buen gusto’.

Nombres como los mencionados al comienzo del texto son la esperanza a la que agarrarse para acabar con el gobierno de lo poco estiloso entre los futbolistas, pero desgraciadamente ninguno es una estrella con el carisma suficiente para aglutinar el foco como lo hizo el bueno de Beckham. Él dejó un legado que perdura, el de los futbolistas modelo, pero este ha sido distorsionado completamente por sus herederos, Cristiano Ronaldo a la cabeza -es indudable que se le da mejor meter goles que salir de compras-.

Está tan gris el panorama todavía que nos conformaríamos con ir dando pequeños pasitos. Y el primero que se hace urgente dar desde hace ya mucho tiempo es el que invita a acabar con determinadas ‘tendencias’ de dudoso gusto que siguen siendo elemento común en el estilo de un número mayoritario de futbolistas famosos.

Seguro que son más, pero no tan graves ni tan dolorosas para la vista como estas cinco:

Los pantalones skinny

Huye de los pantalones skinny
Huye de los pantalones skinny – Instagram @danialves

Hay que desterrar de una vez por todas esta tendencia de llevar los vaqueros como si fueran unos leggings. Eso solo le queda bien a Leiva y a los rockeros como él. Ni siquiera a una armadura de músculos como Cristiano Ronaldo le funciona, osea que imagínate a la horda de chavales que sigue sus pasos.

Además, hace tiempo que la industria los alejó de las tendencias. Hay que evolucionar, tal y como lo ha hecho la moda, que opta acertadamente por todo lo contrario: formas relajadas y cortes rectos y holgados.

Los tobillos al aire

Cristiano Ronaldo, uno de los embajadores de la tendencia de lucir tobillos al aire
Cristiano Ronaldo, uno de los embajadores de la tendencia de lucir tobillos al aire – Instagram @georginarodriguez

Va de la mano de la tendencia de los pantalones skinny, pero son independientes porque también los hay que no los llevan hiperajustados pero se dejan la sorpresa para el final: los tobillos al aire hasta en enero.

Todos hemos caído alguna vez en esta decisión que muy inteligente no parece si hace frío, pero esto cambió hace años. Son ya varias las temporadas en las que dominan los calcetines altos, muy altos de hecho.

Los complementos imposibles

Gorras, collares, anillos, relojes XL... la combinación de todo puede ser excesiva
Gorras, collares, anillos, relojes XL… la combinación de todo puede ser excesiva – Instagram @sergioramos

Los complementos imposibles. Podríamos llamar a esta tendencia propia de futbolistas con alma de raperos como el neobarroco de los complementos. Y todavía en deportistas como Neymar, que tienen cierta gracia a la hora de plasmar su sello dentro del estilo urbano más deportivo y callejero, tiene un pase, pero hay otros muchos que parecen como esos percheros que se ponen en los tocadores para dejar la peluca y las alhajas. Seguro que hay mejores formar de lucir colgantes, pulseras, anillos y relojes.

Las camisetas de tirantes

La camiseta de tirantes, mejor llevarla como pieza interior
La camiseta de tirantes, mejor llevarla como pieza interior – Instagram @neymarjr

Las camisetas interiores de tirantes, blancas o grises, son una prenda muy útil en cualquier armario masculino porque tienen una utilidad que en alguna ocasión ya hemos reivindicado, pero otra cosa muy distinta es que den el salto a capa exterior. Eso son palabras mayores que ni en Beckham terminamos de ver claro…

Y eso por no hablar de las camisetas de tirantes sueltas o, peor aún, de las de la NBA. Si se han diseñado así para jugar al basket, ¿qué necesidad hay de llevarlas ni siquiera a la playa salvo que haya canastas cerca?

Los estampados indescifrables

Hay estampados demasiado complicados en según qué prendas y contextos
Hay estampados demasiado complicados en según qué prendas y contextos – Instagram @ezequielgaray24

Mira que la moda ha abierto su mente y ha roto moldes en lo que respecta a los estampados. Los juegos imposibles son ahora tendencia siempre y cuando se combinen con sentido común y un mínimo gusto. Los futbolistas, en cambio, en vez de jugar con rayas y cuadros, por ejemplo, prefieren apostar por prendas concretas, generalmente muy deportivas (camisetas, sudaderas, etc.), decoradas con dibujos indescifrables que no son estéticos ni por sí solos, ni mucho menos en compañía de otras prendas.

Donde esté una camiseta sencilla, lisa o con algún detalle que no sea indescifrable, que se quiten todas las demás.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class