Entretenimiento

Un baño, alcohol y un trío: el desliz de Isa Pantoja que hace bueno a Asraf y el burdo montaje de Sandra Pica

Jesús Carmona 

Isa Pantoja volvió a confundirse en la noche y ahora una demanda hace que todos reculen. Mientras, un bebé llamado dinero llega al ‘reality’.

Si me llegan a decir hace unas semanas, cuando comenzó La casa fuerte 2, que iba a entristecerme que el reality entre en su recta final, hubiera negado la mayor y tratado de locoide al que lo dijera. ¡Quién me iba a decir a mí que terminaría enganchado! Porque, señores, ¡para no estarlo! Las tramas que se están viviendo están en todo lo alto y no tocan techo. Un baño, un trío, una demanda de “doña Isabel Pantoja Martín“, un embarazo por “jaleo con los anticonceptivos”, una amistad quebrada para siempre entre Tom Brusse (27) y Marta Peñate, Rebeca (42) pillada por Efrén Reyero (37), y Tony Spina (31) y Aurah Ruiz (31), y, y, y… ¿Quién da más?

Este jueves, lo reconozco, no sabía por dónde titular y a qué darle prioridad. Qué locura de noche. El supuesto trío de Isa Pantoja me tiene living, la verdad. Les cuento. Resulta que el otro día María Jesús Ruiz (37) contó en una gala de La casa fuerte 2, así como el que no quiere la cosa, que una noche de fiesta, alcohol y alegría, tras un programa de Supervivientes, allá por abril de 2019, vio cómo en un baño Isa Pantoja, Efrén y Kiko Jiménez (28) se mostraban muy cariñosos. Bueno, lo he suavizado: la que fuera Miss hablaba de que se liaron. ¡Hicieron un “trío”!, siempre según las palabras de la Ruiz.

Cuentan que el alcohol los confundió y que estaban tan cómodos que, oye, se dejaron llevar. Nada malo, pensarán ustedes. Sí, pero no, porque resulta que Pantoja hija estaba ya en relación con Asraf Beno. ¡Le habría puesto los cuernos a su futuro marido! Ahora verán ustedes cómo el malo de Asraf, ese chico adusto, de formas despóticas y atrabiliario, ¡será el santurrón y el bueno! Así somos en España: moldeables. Como podrán imaginarse esto ha saltado por los aires porque Efrén, ex de Marta López (46) a su vez, al entrar en la casa dijo que había roneado con Isa en el pasado. Y sí, todo saltó por los aires.

Bien, pues resulta que este jueves la cosa ha cambiado. Al menos, María Jesús ha modificado notablemente su argumento. Vamos, que ha reculado. Y ojo, que se debe a una posible demanda, pero, ¿de quién? Y es que, su disculpa de este jueves iba dirigida a “doña Isabel Pantoja Martín”. ¿A la madre o a la hija? Porque ambas se llaman y apellidan igual. Teniendo en cuenta que Isa está en la casa, ¿no será que desde Cantora han hecho un movimiento? No sé, no sé, lo veo todo extraño.

Aquí os dejo el discurso atemorizado y melindroso de María Jesús: “Se me cortó el pipí porque vi algo que no esperaba encontrarme. A la media hora volví a entrar y allí no había nadie. Se ha magnificado y están haciendo demasiado daño. Quiero pedir disculpas, si esto ha molestado, a doña Isabel Pantoja Martín. Si hubiera querido hacer daño, habría hablado antes”. Esto me huele muy mal.

Isa ha desvelado que su intención es pasar la Nochebuena en Cantora, con su madre y toda la familia. “Estoy de los nervios, veo que se acerca el momento y estoy nerviosa”, ha asegurado. No es para menos, hija, no es para menos. Jorge Javier, en el colmo de la mala leche, le ha propuesto “a toda la casa” ver, en modo sesión de cine, el primer especial de Cantora: la herencia envenenada.

¡Más cosas! Tom Brusse y Sandra, ¿están esperando un hijo dentro de la casa? ¿Embarazo o montaje?, esa es la duda que muchos se preguntan en las redes. Y es que, si bien Jorge Javier Vázquez (50) ha justificado al inicio de la noche esta sombra de embarazo por el “jaleo” que Sandra Pica se hace con sus anticonceptivos, en Twitter barajan otra teoría, mucho más realista y certera: ¡esto es un montaje! De tomo y lomo, además. Reaparece la pareja en directo, tras el vídeo especulativo, cariacontecida, con sonrisa de media luna, mordiéndose el labio y reconcentrando el gesto. Así, sí, pero como actores malos de serie de Antena 3 de domingo por la tarde, ¿se lo figuran ya?

Rollo, por favor, por favor, que Jorge Javier nos pregunte. Y el catalán, bien mandado, lo hace. ¿Estáis bien?, entra al ruedo. Sí, claro, responden los tórtolos. ¿Os pensabais que os lo preguntaba por otro motivo?, azuza Vázquez. Ella calla, Brusse ríe. “Yo la única cosa que te puedo decir es que pierdes el tiempo”, rebate Tom. Sandra le echa un cable: “Jorge, está todo bien”. Y las redes, siempre certeras y avezadas, dan en la clave. Atención a este tuit: “Recordemos que Tom y Sandra ya intentaron hacer un montaje sobre un posible embarazo, negociando fotos en una tienda de cositas de bebé”. Ay, si es que estamos ya de vuelta todos… Ah, espera, que ahora dicen que se van a casar. 2020, ¿por qué no acabas ya? 

 

Recordemos que Tom y Sandra ya intentaron hacer un montaje sobre un posible embarazo, negociando fotos en una tienda de cositas de bebé. #LaCasaFuerte16

— M (@bxneslively) December 10, 2020

Mahi, sublime aunque derrapa

Cómo me está gustando Mahi Masegosa. Antes también me gustaba, que conste, pero su papel naíf y ñoño y bonachón ya me estaba cansando un poco. El cuerpo me pedía guerra y jarana de la buena. Por fin la hemos tenido. ¡Y de qué manera! Mahi, chillando, ¡chillando! Ese ser de luz, fuera de sí. Algo insólito. Resulta que ella y Tom Brusse no se pueden ni ver. Se detestan. ¿El motivo? Una gran carga de profundidad, advierto: Tom acusa a Mahi de querer robarle 1.000 euros y esta entra en brote. “¡Mentiroso de mierda!”.

En un momento dado, Mahi patin, y mucho. Tanto que, al igual que piensa la audiencia, considero que puede costarle el concurso: en un punto de la discusión acusa a Tom y a Asraf de hablar en árabe todo el tiempo. “Habláis delante de los demás y eso es una falta de respeto hacia los que no sabemos”, dice Mahi. Yo la secundo, opino igual, pero, querida Mahi, estamos en un país que no se puede decir lo que uno piensa. Nos han hecho creer que esto es una democracia y es mentira. ¿La prueba? Los comentarios que se han leído en Twitter. ¡Han calificado a Mahi de racista! Ojo, ¡¡racista!! ¿Ven ustedes cómo no se puede? Menos mal que hay opiniones de todo tipo y la sociedad se salva in extremis. Pero, sí: hablar en un idioma ante el que no lo maneja es una falta de respeto. Aquí y en Pekín.

No me puedo despedir esta noche sin hablar de Efrén Reyero. Qué tío más listo, tanto, que me da hasta un poco de miedo. Porque, seamos sinceros, perfiles como el de Efrén hay muchos en el mundo. Gentes que pululan por ahí chupando energías, focos y carteras. Dejando sin luz a almas hambrientas de afectos.

Ojo que con esto no estoy diciendo que Marta López sea una santa. Qué va, para nada: ella también sabe subsistir en este mundo de la tele donde, fuera de ella, hace mucho frío. Pero lo de Efrén es de traca. El tío tontea con Rebeca Pous y, a la vuelta del vídeo, es capaz de decirle a Jorge que extraña a Marta y que se acuerda de ella. “Conociéndola se habrá enfadado, no podía hacer otra cosa, fue todo muy repentino”, asegura sobre el modo en que la dejó y entró en el reality. A los minutos, a solas con Jorge, apostilla: “Puedo entender que le duela, pero mi intención no era hacerle daño. Me dijeron que no dijera nada, que era confidencial. Los últimos mensajes que ella me ha mandado van en sintonía con la Marta que he visto en el vídeo, tocada”. A día de hoy “no sabe si Marta querrá volver”. Su puerta está entornada.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class