Entretenimiento

Lara Dibildos o cómo renunciar a ser presentadora y personaje rosa para ser respetada como actriz

La hija de Laura Valenzuela visitó ‘Viva la vida’ para promocionar su nueva obra de teatro.

El pasado sábado 14 de agosto Toñi Moreno recibió en Viva la vida a Lara Dibildos. La hija de Laura Valenzuela visitaba el programa de Telecinco para promocionar Hongos, la obra de teatro que actualmente tiene en cartel junto al actor y director Cesar Lucendo.

En su charla, Lara recordó su anterior etapa televisiva, más de 20 años atrás, en el programa Día a día, con María Teresa Campos, a la que se refirió como “una gran maestra”. “Teresa te hacía currártelo de verdad, aprendí a editar, a escribirme mis entradillas…”, le decía a Alejandra Rubio, la nieta de la Campos.

En ese mismo programa Lara conoció a Rocío Carrasco, con la que tiene una buena relación todavía. “Fue una compañera maravillosa, te partes de risa con ella. Es una tía estupenda. No tenemos una íntima amistad, pero es de las personas con las que hablas y parece que no ha pasado el tiempo”, reconocía.

Aunque en aquel entonces Lara se prodigaba como presentadora y colaboradora televisiva, decidió dar un giro a su carrera y labrarse un futuro como actriz, algo en lo que Rocío Carrasco también tiene mucho que ver. “Un día Rocío, que era la actriz del programa, no pudo venir por lo que fuera y por los pasillos me dijeron ‘toma, te toca actuar’. Hice un sketch muy divertido y un productor de teatro me vio y me hicieron una prueba. Llevo 22 años…”, recordaba con nostalgia.

Ella misma reconoce que se decantó por el teatro para distanciarse del trabajo de sus mediáticos padres, la presentadora Laura Valenzuela y el productor José Luis Dibildos. Desde entonces ha tenido una incesante carrera principalmente teatral, con obras como Testigo de cargo, 10 negritos, y La Telaraña de Agatha Christie, La habitación de Verónica de Ira Levin, Brujas o la citada Hongos.

 

Sin duda, su presencia en Viva la vida puede potenciar el gancho para este montaje, así como para otros presentes y futuros. Ella sabe de primera mano que en solo 5 minutos de televisión te pueden ver mucha más gente que en toda una gira teatral por España, e hizo buen uso de su paso por el programa. Tanto, que se quedó para comentar otras noticias e incluso algunos espectadores (y medios de comunicación) entendieron que era un nuevo fichaje del programa.

Pero nada más lejos de la realidad. Y es que para ser tomada en serio como actriz, Lara decidió sacrificar su faceta televisiva (y de personaje de corazón). Hace años que no la vemos en un programa para hablar de sus andanzas amorosas, esas que interesaron ya desde su juventud, cuando fue pareja del torero Rafi Camino o cuando se enamoró y se casó con el jugador de baloncesto Fran Murcia. Sin olvidar su relación con el no menos mediático Álvaro Muñoz-Escassi, padre de su segundo hijo, Álvaro, nacido en 2007.

De hecho, en Viva la vida quisieron preguntarle por el jinete, pero ella, con mucha simpatía, declinó hablar del tema. “La vida de Álvaro me la sé, pero no te la cuento”, decía con una sonrisa, alegando que no habla de su vida propia y menos aún de la de los demás.

Y es que Lara Dibildos ha sabido apartar su faceta personal de la profesional, negándose a sentarse en un plató de corazón con un cheque por delante, con tal de que se le reconozca únicamente como actriz.

De hecho, ha rechazado trabajos televisivos que podrían haberle reportado una buena suma de dinero con tal de que no se echase tierra en su currículo de intérprete. Ha dicho que no Supervivientes en más de una ocasión, y le propusieron saltar en trampolín cuando este tipo de actividad daba tanto de sí como para que hubiese dos programas casi idénticos en Antena 3 y Telecinco.

 

Quitando sus intervenciones puntuales (y generalmente promocionales) de Viva la vida, Sálvame o Mi casa es la tuya, habría que retroceder algo más de un lustro para recordar el último trabajo televisivo de Lara Dibildos en televisión.

Y es que Lara fue presentadora de teletienda para la cadena EHS, donde participaba en vídeos de unos quince minutos donde probaba un producto, realizaba entrevistas, y en definitiva, combinaba su trabajo de actriz con el de presentadora. “Yo me veía como una americana vendiendo el producto. Es interesante porque te hacen trabajar mucho para que tú creas en el producto que estás vendiendo, probándolo, testándolo”, reconocía en una entrevista al respecto.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class