Economia

SEAT: así es como esta marca de coches quiere convertirse en un nuevo gigante digital

Alberto Iglesias Fraga 

Sebastian Grams, CIO de SEAT, explica a D+I los planes de la automotriz para ser un fabricante de software al uso con pegada en el mercado global.

El pasado octubre, de las fábricas de SEAT salió un nuevo producto. No sería una noticia destacada si nos atenemos a que la automotriz española lleva 70 años lanzando nuevos vehículos al mercado de manera recurrente. Sin embargo, en esta ocasión había algo diferente: lo que la marca estaba sacando a la venta no era un flamante y veloz coche, sino un software. Una plataforma de movilidad, sin chasis ni ruedas ni volante.

Fue el culmen de un plan calculado al milímetro por el CIO de la casa, Sebastian Grams, para convertir a este fabricante de automóviles en un proveedor de plataformas digitales en toda regla. De las carreteras al código, en un particular camino hacia la diversificación de las actividades del grupo.

“Toda la industria automotriz está saliendo del hardware. Somos productores de automóviles y eso está en nuestro ADN, pero también somos conscientes de que la digitalización es uno de los factores clave del futuro“, reconoce el ejecutivo en entrevista con D+I.

En base a esta premisa, Grams fue el principal precursor de SEAT: Code. Se trata de una unidad de negocio, creada hace dos años, cuya misión es “demostrar que somos capaces de desarrollar productos digitales además de vehículos”. Para el CIO de la enseña española, “el sector digital es muy atractivo y lucrativo. Si combinamos ambos mundos, podremos sacar el máximo provecho de ello”.

Esta suerte de laboratorio de desarrollo ha tenido mucho trabajo en su corta vida. Por un lado, revisando las aplicaciones y procesos internos de la empresa. Pero, y he aquí lo diferencial, en crear productos digitales que acompañen no sólo a las marcas de SEAT, sino que también puedan ser comercializados como soluciones independientes “de marca blanca”.

Es lo que sucede con esa plataforma de movilidad multimodal con la que abríamos la entrevista. La herramienta permite operar y gestionar flotas de vehículos de forma 100% digital y su primer cliente no ha sido otro que el servicio de motosharing de SEAT MÓ, lanzado en la ciudad de Barcelona el pasado mes de agosto con más 600 eScooters. Sin embargo, la plataforma está disponible también para otras empresas y operadores de servicios de sharing que estén interesados en utilizarla, ya que su uso es compatible con cualquier tipo de servicio compartido tanto público como privado, ya sea coche, moto, bicicleta o patinete.

“Todos los productos que estamos creando son de marca blanca y eso es interesante porque hace que la personalización del producto digital sea mucho más fácil, pudiendo ofrecerlo al mercado externo de manera sencilla y rápida. Hemos demostrado que somos capaces y que esto realmente funciona”, presume Sebastian Grams.

El directivo confirma a D+I que “otras marcas dentro del grupo Volkswagen usarán la plataforma de movilidad”, así como “un primer gran cliente en el mercado europeo” ajeno al grupo. Un anuncio que es inminente, aunque Grams no suelte prenda al respecto.

La importancia de los datos

Cuando dice que su estrategia de transformación digital funciona lo hace, además, con razones de sobra en las manos. Desde la “buena calificación en las tiendas de aplicaciones” a la ingente “recopilación de datos sobre la movilidad de las personas”.

De hecho, este último punto es clave en el pensamiento del CIO de SEAT: “No sólo desarrollamos software porque sea más económico. Es porque estamos obteniendo más ingresos, pero además es clave para entender mejor al cliente del futuro y poder crear otras historias“.

s, con su equipo de desarrolladores en SEAT

¿Cómo gestiona SEAT esta información y qué busca saber a través de los datos? “Lo primero, hemos creado la plataforma con la seguridad y la privacidad en mente. Necesitamos algunos datos personales, pero lo realmente interesante son los movimientos de los clientes. Estamos recopilando más de dos millones de puntos de datos diferentes cada día con nuestra flota en movimiento en Barcelona“, detalla Grams. “Estamos aprendiendo mucho sobre cómo se mueven, dónde hace falta un servicio de movilidad en la ciudad, en qué horario… De todos modos, nosotros somos la columna vertebral digital de las marcas, les ayudamos a comprender la información, pero las que luego aprovechan esos datos para crear servicios adicionales son ellas”.

Digitalizar en dos dimensiones

La plataforma de movilidad multimodal es la joya de la corona, pero ni mucho menos se trata del único ‘juguete’ de Sebastian Grams y su equipo de SEAT:Code. 

“Estamos impulsando la digitalización en dos dimensiones. La primera es esa de los nuevos servicios digitales que estamos brindando al mercado exterior. Pero hay otra en la que trabajamos de cara interna”, comenta el ejecutivo.

En ese sentido, SEAT ha estructurado su organización en tres líneas de productos diferentes: movilidad, cadena de producción (incluyendo logística y suministro) y, finalmente, todo lo relacionado con la experiencia del cliente.

En el caso de la cadena de producción, la automotriz ha dado vida a un concepto de carril rápido y una herramienta de seguimiento de los pedidos. En palabras del CIO del grupo, “el cliente puede obtener un coche, por ejemplo, en 21 días. Podemos asegurarle ese plazo porque sabemos exactamente dónde están todas las piezas y cuándo llegarán a la planta. Es algo tremendamente complejo, porque tenemos más de 1.000 proveedores en la actualidad. Y el cliente puede seguir su futuro coche a lo largo de todo el proceso de fabricación, creando una experiencia única para el cliente”.

En este último orden de cosas, Grams quiere “conseguir que nuestros clientes sean ‘fanboys’ y ‘fangirls’ de nuestra compañía. Por eso, hemos desarrollado una solución de pre-reserva para el nuevo Cupra, con un diseño de todo el recorrido del cliente para atraerlo”. A ello hemos de sumar el extraordinario viaje digital creado en la popular Casa SEAT, de Barcelona.

Y más allá del glamour, el equipo tecnológico de SEAT tiene mucho trabajo tras las cortinas para posibilitar este despertar digital. Sin ir más lejos, el equipo de Grams tiene que gestionar más de 1.500 sistemas TIC distintos, cuya gestión está tratando de automatizar en la medida de lo posible. El mantenimiento predictivo es fundamental en estas lides, “porque por cada momento que una máquina está caída implica que 100.000 trabajadores estén parados”.

Para modernizar la enorme huella digital de SEAT, la casa ha ideado una plataforma de producción digital (DPP, por sus siglas en inglés). “Es una iniciativa para llevar todas nuestras aplicaciones a la nube de Amazon y que empezamos aquí, en Martorell, pero con la que ya estamos desarrollando casos de uso para otras marcas del grupo Volkswagen, como Audi”, concluye Grams.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class