Economia

Phi4tech: “Tenemos firmado un acuerdo con una gran empresa española para comercializar las baterías”

Phi4tech:
Phi4tech: "Toda la cadena de valor de las baterías de litio ya la tenemos en España"

Laura OjeaElEspañol

Mario Celdrán, el consejero delegado de Phi4Tech, la empresa que podría ser la primera fábrica de baterías de España, apuesta por la sostenibilidad.

La empresa española Phi4Tech ha apostado todo ‘a Grande’. Su objetivo no solo es construir la primera fábrica de baterías de ion litio de España, con la producción de celdas en Badajoz y la de cátodo en una planta de Cáceres, sino demostrar que es posible que toda la cadena de valor sea made in Spain.

Un plan que necesitará de una inversión cercana a los 1.000 millones de euros para su despliegue total, una planta de producción de celdas de baterías en Badajoz y una de cátodos en Cáceres, con 1.600 empleos directos.

Pero ¿cuáles son sus fuentes de inversión? “Aunque se ha hablado del Banco Santander como socio inversor, no es así”, explica Mario Celdrán, consejero delegado de Phi4Tech, en una entrevista en exclusiva con Invertia. “Es una entidad que nos está apoyando mucho financieramente, pero hay otros medios alternativos en los que el Santander trabaja, como banco agente o colocador”.

Tampoco forma parte de su estructura accionarial el fondo KKR ni su CEO, Henry Kravis. Para el responsable de esta start up tecnológica hay otras alternativas como estructuras financieras de deudas, fondos especializados, e incluso SPAC, “de los que no estoy muy convencido”. Aún así reconoce que ya tiene cerrado un porcentaje elevado de la inversión necesaria para llevar a cabo el proyecto de baterías, pero ninguno formará parte de la compañía.

Estructura-del-grafeno

Grabat Energy, batería ‘milagrosa’

Celdrán tiene una larga experiencia como empresario, pero siempre bajo la premisa de impulsar proyectos que casen con un futuro sostenible. Además de haber conocido el sector de las estaciones de servicio o la hostelería, en los últimos años se ha centrado en empresas tecnológicas.

De ahí su participación en Grabat Energy, una filial de una empresa murciana Graphenano, que prometía unas ‘baterías milagro’, las baterías de grafeno. “No me gusta hablar de grafeno, sino de materiales grafénicos”, señala Celdrán a Invertia.

Y pese a que ostenta el 37,5% de la compañía, asegura que “sigo confiando en las posibilidades de Grabat Energy y vamos a reflotarla, además de integrarla en el proyecto global de la cadena de valor de la fábrica de baterías. Es una iniciativa vigente”. Tanto es así que reconoce que asume la gestión porque es la única manera de conseguir que funcione.

“La innovación tecnológica es un objetivo ambicioso pero, a la vez, rentable”, reza el blog que lleva su nombre. Y para ello reimagina un futuro con compromisos de sostenibilidad y responsabilidad social a través de la nanotecnología.

Hay un almacenamiento muy necesario: el de las estaciones de servicio que instalen puntos de recarga para el vehículo eléctrico

Phi4Tech, no solo baterías

El centro tecnológico de Noblejas (Toledo) no solo alberga una división de investigación de celdas experimentales. “Nosotros como Phi4Tech tenemos cuatro filiales, una de ellas es de comercialización de pinturas que absorben CO2, ecológicas, con socios en diferentes países, que es Graphenstone, que funciona con mucho éxito y nuestra principal fuente de ingresos”.

Otra es Mindcaps, especializada en la investigación, desarrollo y fabricación de sistemas electroquímicos de almacenamiento energético. La tercera es Medphen, centrado en polímeros de grado médico reforzados con materiales grafénico, para fabricar materiales médicos, y la cuarta es Trego, que desarrolla soluciones tecnológicas con polímeros industriales.

“Hay que entender la cadena de valor del mundo baterías”, señala. Desde las materias primas como el litio o el níquel hasta el producto final. De hecho, Celdrán recuerda su acuerdo con Lithium Iberia, la empresa que quiere explotar la mina de litio en Cañaveral (Cáceres). Su dueño es Jesampa, una compañía creada por Íñigo Resusta, cofundador y presidente de Auriga Global Investors, y que proviene, al igual que Celdrán, de Grabat Energy.

“La capacidad de litio que hay en Cáceres podría abastecer a todas las fábricas de baterías para vehículos eléctricos de toda Europa, si se suma a las minas que se quieren explotar al lado de ciudad de Cáceres”.

En el caso del níquel, Phi4Tech ha pedido reabrir la explotación de la mina de níquel de Aguablanca en Monesterio (Badajoz) al gobierno extremeño. “El objetivo no solo es extraer níquel sino también oro y manganeso”.

Punto de recarga

‘Back up’ en gasolineras

Pero ¿cuál es el objetivo de las baterías de Phi4Tech? “No solo como almacenamiento estacionario para los parques renovables, que también, sino estamos pensando en un almacenamiento muy necesario para el futuro: el que van a necesitar las estaciones de servicio que quieran proveer de electricidad a sus puntos de recarga para el vehículo eléctrico”. 

De hecho, “en unos días anunciaremos la firma de un acuerdo con una gran empresa española para comercializar las baterías”, asegura a Invertia. Será un contrato en firme con empresa de renovables y vinculada al almacenamiento energético, pero reconoce que no hay acuerdo todavía con ningún fabricante.

Una empresa que tiene intereses en los data centers y en renovables, y que necesita back up para su suministro energético.

Eso no quita que también participen en el proyecto Future Fast Forward de Seat, el PERTE para fabricar el coche eléctrico en España. En el plan también participan otras 15 empresas entre las que destacan Iberdrola, Telefónica o CaixaBank.

Pero no solo están pensando en España. Su objetivo también apunta a Estados Unidos. “Nuestra tecnología ya ha sido reconocida por las universidades estadounidenses de Georgia Tech y MIT“. Además, tienen un acuerdo con una compañía del gigante americano, Endeavor, para “desarrollar toda la infraestructura que se necesita para la implantación de nuestras baterías en las estaciones de servicio”.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class