Economia

Los minoritarios de Abengoa y la banca acreedora acercan posturas a la espera del administrador concursal

Trabajadores de Abengoa
Trabajadores de Abengoa

Fernando Cano El Español

El objetivo es lograr una solución conjunta que preserve el empleo y la viabilidad de la compañía.

Las posturas se acercan en Abengoa. Abengoa Shares, el grupo de accionistas minoritarios de la compañía liderado por Clemente Fernández, ha mantenido acercamientos con la banca acreedora, según ha podido confirmar Invertia con fuentes cercanas a estas conversaciones.

El objetivo de estos encuentros es poder encontrar puntos en común para allanar el terreno ante la llegada del administrador concursal en un par de semanas y desbloquear la entrada de Abengoa Shares a la gestión de la compañía.

El miedo a una guerra judicial interminable con recursos cruzados por las partes, sumado al riesgo de 12.000 puestos de trabajo y a los problemas que los bancos tendrían para cobrar la deuda de más de 6.000 millones de Abengoa, han forzado puntos de encuentro.

Hasta ahora Abengoa Shares había declarado la guerra a los bancos liderados por el Santander, acusándoles de querer trocear la compañía y de promover la venta de activos estratégicos a fondos de inversión de empresas filiales como Abenewco 1.

Sin embargo, su posición ha variado en los últimos días tras establecer estos acercamientos. Abengoa Shares considera que son el grupo que reúne más concensos para buscar una salida y aseguran que cuentan con el apoyo del Gobierno y de la Junta de Andalucía para mantener el empleo en la empresa concursada.

Apoyo de la SEPI

Por ello, el primer objetivo de Abengoa Shares es buscar los resortes administrativos para desbloquear la Junta de Accionistas suspendida hace dos semanas por el Juzgado que decretó formalmente el concurso de acreedores de la matriz de Abengoa. Los minoritarios recurrieron esta decisión, pero todavía no reciben una respuesta.

En este punto es fundamental un acuerdo con la banca acreedora que no ve con buenos ojos una quita del 90% ofrecida por los minoritarios hace unas semanas. El plan de Abengoa Shares y de la banca es común y pasa por pedir un rescate a la SEPI de unos 250 millones de euros, para tener la liquidez necesaria para reestructurar la compañía.

Hasta ahora el pool bancario había deslizado la posibilidad de apoyar a los actuales gestores liderados por al actual presidente de Abengoa, Juan Pablo López-Bravo, pero la realidad indica que los minoritarios tienen el apoyo del capital necesario para que puedan asumir la gestión de la compañía.

Los juzgados suspendieron la Junta Extraordinaria de Accionistas con la que los minoritarios iban a tomar el control el pasado 4 de marzo. El fallo consideró que no se podía cambiar la gestión de la compañía en ausencia del futuro administrador concursal.

Es por ello por lo que la clave es el desembarco del administrador concursal a la compañía, una gestión que tendría gran parte del camino recorrido si es que Abengoa Shares alcanza un principio de acuerdo con la banca en torno a un objetivo común: un nuevo plan de reestructuración sin la presión de una guerra judicial interminable.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class