Economia

España será el conejillo de Indias del fondo de recuperación europeo

  • Será el primer país que envíe reformas para su aprobado por parte de Bruselas

España fue uno de los países que más peleó por crear el fondo de recuperación para superar el hundimiento provocado por el covid-19. Consiguió ser uno de los principales beneficiarios junto con Italia, por el destrozo que provocó la pandemia en sus economías. Y ahora le tocará casi con seguridad inaugurar la maquinaria del mecanismo y, sobre todo, el acuerdo tácito entre los Estados miembros del Norte y del Sur: reformas largamente pospuestas a cambio de fondos para capear unidos la peor crisis en tres generaciones.

España, como el resto de 15 países que ya han recibido el aprobado a sus planes de recuperación, está a la espera de recibir la prefinanciación del 13% de la cantidad total que le corresponde. En el caso de nuestro país, la cifra llega a los 9.000 millones de euros, como adelanto de los 70.000 millones en ayudas a fondo perdido que recibiremos, y todavía tiene que solicitar otros 70.000 millones en préstamos.

Esta primera transferencia llegará cuando España valide y firme toda la documentación enviada por Bruselas, lo que se espera que suceda para finales de este mes de julio o incluso ya en los primeros días de agosto. Pero el Gobierno también ha señalado que solicitará a continuación el pago correspondiente al cumplimiento de la primera serie de hitos y objetivos acordados con la Comisión. Ello se debe a que el reglamento del Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia permite que los países envíen inversiones y reformas que hayan realizado desde febrero del año pasado, 2020.

Nuestro país ya ha completado los 25 hitos que acordó como parte del primer bloque

España ya ha completado desde entonces los 25 hitos que acordó como parte del primer bloque para el desembolso de otros 10.000 millones de euros. Entre las primeras metas se incluyen el plan de modernización de la formación profesional, la tasa digital, la tasa a las transacciones financieras o la revisión de los beneficios fiscales para las pensiones complementarias.

Adelantar reformas

En comparación con otras capitales, la estrategia del Gobierno ha sido adelantar al máximo las reformas para recibir también mayor cantidad de fondos antes de 2023, como estímulo para acelerar el rebote.

En Bruselas nadie considera que el Gobierno español tendrá problemas para recibir el pago correspondiente al primer bloque, según las fuentes comunitarias y diplomáticas consultadas. Pero aunque sucederá antes de que termine el año, probablemente no llegará tan rápido como les gustaría en Madrid. Primero porque las fechas no acompañan, ya que la Comisión no volverá a funcionar a pleno rendimiento hasta septiembre. Y, sobre todo, porque según explican fuentes comunitarias a elEconomista, la solicitud española será probablemente la primera en aterrizar, por lo que la Comisión se tomará su tiempo para analizar bien toda la documentación sobre esos hitos y objetivos, dado que este primer examen servirá de modelo y sentará precedente para las casi 300 evaluaciones que realizará cada medio año hasta 2026 para cada uno de los 27 Estados miembros, para autorizar los desembolsos a cambio de satisfacer los hitos y objetivos.

El reglamento del Mecanismo estipula que la Comisión tiene hasta dos meses para realizar esta evaluación. Como parte del aprobado debe consultar al Comité Económico y Financiero del Consejo, formado por los enviados de los ministerios de Economía de los 27. En circunstancias excepcionales, un Estado miembro puede llevar hasta una cumbre europea un plan nacional, si considera que hay “desviaciones serias”. Este es el freno de emergencia que logró incluir Holanda el verano pasado tras una dura pelea. Sin embargo, este freno funcionará más bien como una maniobra para retrasar un pago, no para vetarlo.

En el caso de que cualquier país no haya cumplido satisfactoriamente con todos los hitos y objetivos acordados en un bloque, la Comisión puede denegar el pago, o autorizar solo una parte de la cantidad acordada.

Examen duro a finales de 2021

España encontrará más dificultades para cumplir con el segundo bloque. Para finales de año, el Gobierno se ha comprometido a presentar gran parte de la reforma laboral, entre otras 40 iniciativas. Le dará acceso ya en 2022 a un segundo pago de unos 12.000 millones de euros. Este segundo bloque será la prueba de fuego para ver si el acuerdo de fondos a cambio de reformas realmente funciona, ya que Italia deberá realizar por su parte la largamente demandada reforma de la Justicia.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class