Economia Plus

BofA avisa a los inversores: “Las recuperaciones vienen seguidas de correcciones profundas en las bolsas”

  • El fin de la política monetaria fiscal ultra-expansiva aumenta el riesgo de caída
  • Este 2021 ya se están viendo subidas de tipos y recortes de los estímulos

Suele decirse que las bolsas (y los mercados financieros en general) descuentan escenarios y se mueven incluso antes que la economía real. Por ejemplo, la renta variable comenzó a subir con intensidad en 2020 anticipando la fuerte recuperación de la economía, sin embargo, son pocos los viajes que carecen de baches como muestran los últimos 90 años de la historia bursátil. Si esa historia se repite, las bolsas podrían sufrir una caída intensa caída en los próximos meses.

Este es el mensaje de alerta que lanzan los economistas de Bank of America Merryll Lynch (BofA) en uno de sus últimos informes. “Las recuperaciones económicas suelen ir seguidas de correcciones y que el crecimiento haya tocado techo junto con una reducción temprana de los estímulos monetarios aumenta el riesgo”, aseguran los analistas del banco americano.

En el caso de EEUU, la recuperación lleva ya casi un año en marcha, un periodo en el que el repunte tanto de la actividad económica como de los activos de riesgo ha sido asombroso. “Aunque hemos visto correcciones y rotaciones idiosincrásicas en las operaciones de crecimiento, valor y reapertura, todavía está por ver una reducción y corrección sostenidas en los activos de riesgo”, advierto.

Los economistas de BofA argumentan que “al observar los últimos 90 años, encontramos que cada recuperación económica se ha topado con una corrección sustancial en algún momento de los primeros dos años después de que el PIB tocara fondo, con el S&P 500 cayendo un promedio del 18-20%, y solo un episodio por debajo del 10%. Dada esta regularidad en la dinámica de la recuperación, ¿se repetirá la historia?”, se preguntan los expertos del banco.

Por un lado, la recuperación económica ha sido excepcional según los estándares históricos. También es cierto que la recuperación ha sido poderosa porque la caída fue fuerte y gracias unas políticas fiscales y monetarias masivas. Esto es algo que hay que tener en cuenta.

“Es probable que la influencia máxima de estas políticas ya haya quedado atrás y, como resultado, el máximo crecimiento también lo esté. Es posible que la inflación todavía sea transitoria, pero los riesgos aún persisten, y aunque la Fed aún no ha comenzado oficialmente a endurecer su política, todo sus pares en el mundo sí lo han hecho. Es probable que la política fiscal en EEUU no cumpla con las expectativas y el riesgo exógeno de la variante Delta se mantiene”, advierten los analistas de BofA.

Con la fuerte recuperación de la economía real y la preocupación por la inflación y el recalentamiento, los bancos centrales han comenzado a cambiar de rumbo y podrían abandonar la era del dinero barato o al menos la era del dinero ‘tan barato’. “De hecho, nuestro equipo de Estrategia de Inversión Global señala que, si bien 2020 se caracterizó por una inmensa cantidad de bajadas de tipos de bancos centrales, en 2021 ya ha visto más aumentos que recortes“.

Además, en la actualidad la fuerte subidas de los activos de riesgo ya ha igualado o superado a la de los dos primeros años de recuperaciones anteriores y, además, lo ha hecho en la mitad de tiempo. “Con esta confluencia de riesgos y lo rápido y lejos que han llegado los mercados, la precaución parece justificada, especialmente teniendo en cuenta la historia”. Pese a todo, la historia también dice que esas correcciones que llegan tras la recuperación no marcan el pico del mercado. Es decir, la bolsa caerá pero más adelante debería volver a recuperar y rebasar los niveles actuales.

Riesgos a la vista

Los riesgos ahora son evidentes: está el riesgo mencionado de haber dejado atrás el pico de crecimiento, el gran riesgo de la inflación, la inminente reversión de las políticas de la banco central y la propagación de la variante Delta.

Pero el gran riesgo es la historia porque ésta siempre se repite. “Mirando la trayectoria del S&P 500 en los primeros dos años de recuperación tras una recesión en EEUU, en cada episodio el índice bursátil experimentó una caída de al menos el 10% dentro de los primeros dos años de la recuperación, con promedios totales y de posguerra del 20% y 18%, respectivamente”.

La llegada de estas correcciones (desde que comienza la recuperación) varía bastante, desde inmediatamente después en 2001 hasta 15 meses más tarde tras la recesión de 1953-1954. “Sin embargo, el tiempo medio para el inicio de la caída es de siete meses, justo el tiempo que ha pasado en la recuperación actual”. Aviso a navegantes.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class