Deporte

El Real Madrid no cobrará los abonos a sus socios

No lo hará hasta conocer cómo será el retorno del público al fútbol. Tiene 60.000 abonados. Si las autoridades permiten un número restringido de personas en el Bernabéu, el club venderá las entradas de cada partido y los socios tendrán preferencia

El Real Madrid no cobrará la cuota de abono a los socios de la temporada 2021-2022 hasta conocer cómo y cuándo se producirá el retorno de los espectadores al fútbol y en especial al Bernabéu. Son más de 60.000 los abonados de la entidad. Será la Comunidad Autónoma de Madrid la que dictaminará en su momento el porcentaje de público que podrá acudir a los campos. Javier Tebas hablaba ayer de un promedio de asistencia del 70 por ciento de los aforos a partir del 13 de agosto, pro eso dependerá de cada territorio y es pronto para precisar cifras con la quinta ola de la pandemia en activo.

El club blanco especifica que ante la incertidumbre provocada por el coronavirus, que afecta a la capacidad de espectadores que podrán entrar a los partidos, lo justo es no cobrar los abonos por segundo año consecutivo, hasta que la luz verde a la asistencia de aficionados permita calcular los abonados que pueden entrar.

El Real Madrid cuenta con más de 60.000 abonados y un hipotético permiso sanitario para albergar el 70 por ciento del aforo del Bernabéu (81.044 asientos), como manifiesta Javier Tebas, permitiría 54.000 aficionados en las gradas del estadio

El primer compromiso en el Bernabéu llegará el sábado 11 de septiembre, frente al Celta, y el Real Madrid espera que esta quinta ola pandémica se haya superado ya en esas fechas y el aforo permitido sea, en efecto, de al menos el 70 por cientoSerá la presentación de Ancelotti y una plantilla muy distinta.

Si se admitiera el 70 por ciento del aforo, que asciende a 81.044 personas, podrían acudir a un encuentro 54.000 espectadores, casi todos los abonados, y ese sería el punto de partido para comenzar a cobrar los abonos a quienes acudan a los encuentros. Si el porcentaje es del 50 por ciento podrán acudir 40.500 personas al coliseo blanco. Cifras inferiores de asistencia ya exigirán la venta de entradas, con preferencia para los abonados, que es la política aprobada de momento por la entidad madridista a la espera de los acontecimientos y de las decisiones de las autoridades sanitarias.

Ahora mismo, la filosofía aprobada por el Real Madrid es vender entradas para los partidos y los socios tendrán preferencia y descuento. En las próximas semanas se comunicará de forma oficial esta decisión.

De esta manera, el club ha solventado un problema que estaba pendiente. Hay más de 60.000 abonados, no habrá asiento para todos en los próximos meses y la venta de entradas será la mejor solución. Además, en plenas obras, el Real Madrid tampoco podría albergar en estos meses a los 81.044 aficionados posibles de su aforo oficial.

El Real Madrid ya se puso en contacto con sus socios abonados para comunicarles que, por el momento, no les van a cobrar los abonos de la próxima temporada, ya que todavía no se conoce el número de espectadores que podrán acudir al estadio en la campaña 2021-22.

El club blanco informó en la carta que envió a los socios que las previsiones para la temporada señalan la posibilidad de contar con público en las gradas con «los porcentajes y con las restricciones que establezcan las autoridades sanitarias. En las circunstancias que están previstas, casi con total seguridad, no podrán acceder la totalidad de nuestros socios abonados a cada partido, por lo que el club ha decidido que su cuota de abono correspondiente a la temporada 2021-22 no será emitida como es habitual el 30 de junio».

Si la pandemia solo permitiera una asistencia mínima, por ejemplo siete mil espectadores, el Real Madrid volvería a jugar en el estadio Alfredo Di Stéfano, que tiene capacidad para seis mil

La casa blanca precisaba que en los próximos días los socios recibirán más información sobre el procedimiento que el club establecerá para la solicitud de entradas en los partidos de la próxima campaña.

El Real Madrid está seguro que las obras van bien y podrá albergar partidos con público en su estadio el 11 de septiembre. En este mes de agosto comenzará a preparar el coliseo para que pueda acceder el público en septiembre. El sueño sería presentarse el 11 de septiembre en casa con Mbappé.

Si la pandemia solo permitiera una sistencia mínima, por ejemplo siete mil espectadores, el Real Madrid volvería a jugar en Valdebebas, que tiene capacidad para seis mil seguidores.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class