Actualidad

Tres vocales del Instituto Catalán de Finanzas dimitieron antes de la autorización del ente a los avales del ‘procés’

El presidente del organismo autonómico, Albert Castellanos (ERC), tuvo que hacer uso de su voto de calidad para las fianzas

Tres (todos independientes) de los once miembros de la Junta de Gobierno del Instituto Catalán de Finanzas (ICF) dimitieron el lunes, 48 horas antes de la votación, el miércoles, en la que el máximo órgano colegiado del ICF aprobó poner en marcha la operación de avales, con dinero público, para 29 de los 34 ex altos cargos de la Generalitat a los que el Tribunal de Cuentas (TdC) les exige 5,4 millones de euros, en tanto que posibles responsables contables de la acción exterior del ‘procés’ entre 2011 y 2017.

Según ha avanzado ‘La Vanguardia’ esta tarde y han confirmado fuentes de la Consejería de Economía y Hacienda después, los tres vocales que dimitieron son Francesc Casas Selvas, Mercedes Domingo Piera y Virgínia Verger Casasnovas, y su dimisión, junto con la abstención del consejero delegado, Víctor Guardiola Flores (también independiente), provocó que el presidente, Albert Castellanos (ERC), tuviera que utilizar su voto de calidad en la reunión de la tarde-noche del miércoles.

Si las tres dimisiones guardan relación directa con la concesión de los avales a los encausados en el TdC, pondrían de manifiesto la dudosa legalidad en la operación que la Generalitat lleva a cabo utilizando el ICF como avalista de unas fianzas en una causa en la que es la propia Generalitat la parte perjudicada. Y vendrían a corroborar la primera versión de Jaume Giró (Junts), consejero de Economía y Hacienda, cuando el martes -un día después de las dimisiones- defendió que no pondría en tensión a los miembros del ICF.

Sin embargo, 24 horas después, Giró cambió de opinión. Tras la negativa de bancos y entidades financieras privadas, consultadas por el Govern, de participar en la operación pantalla, y las palabras del martes, Giró, el miércoles, tras un fuerte encontronazo con Pere Aragonès (ERC), presidente de la Generalitat, activó el ICF como avalista y gestor del Fondo Complementario de Riesgos (FCG), que desde hace unos días cuenta ya con 10 millones de euros transferidos por el Govern.

En la reunión del miércoles, ya sin Casas, Domingo y Verger, la Junta de Gobierno aprobó los avales para los 29 de los 34 ex altos cargos del Govern que los pidieron. La decisión partió por la mitad a la dirección del organismo público. Lluís Juncà (ERC) no acudió a la reunión, porque la norma impide que las decisiones se tomen con minoría de independientes. Guardiola se abstuvo. Otros tres vocales independientes (Rafael Abella Martín, José Luis Peydró y Albert Vilumara Pérez) votaron en contra y los tres miembros de los partidos políticos y del Govern (Meritxell Masó i Carbó, por Junts; Matilde Villarroya Martínez, también por Junts; y Castellanos), a favor. El empate lo resolvió Castellanos con su voto de calidad.

Castellanos, presidente del ICF y cuya firma figura en los avales que los 29 ex altos cargos de la Generalitat tienen de plazo hasta el lunes para entregar en el TdC, fue secretario general de la Vicepresidencia autonómica y de la Consejería de Economía y Hacienda en la época en que Aragonès era el número dos de la Generalitat, cargo que le permitió acceder al ICF. Actualmente, Castellanos es secretario de Empresa y Competitividad, a las órdenes del consejero y ex presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent (ERC).

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class