Actualidad

Los ‘ángeles de la guarda’ del Camino de Santiago

La Policía despliega un dispositivo especial para garantizar la seguridad de los peregrinos en todas las comunidades por las que pasa el Camino. La Jefatura de Navarra, impulsora del proyecto, coordina el operativo

En pleno año jubilar, con una crisis turística provocada por la pandemia, cualquier medida que se tome para facilitar la presencia de peregrinos en el Camino de Santiago es importante. También, por supuesto, en el ámbito de la seguridad. Por ello, la Policía ha puesto en marcha este año un despliegue, que tendrá su continuidad también en el siguiente, para garantizar la tranquilidad de todos los que hagan el Camino en el que participan todas las jefaturas superiores por las que pasa alguna de estas rutas jacobeas. La coordinación de todo el operativo se hará desde la de Navarra, que es la que impulsó este proyecto pionero.

El dispositivo tiene una vertiente nacional y otra internacional. En la primera participan 3.600 agentes de diferentes unidades especializadas de las distintas jefaturas superiores de la Policía, que son los encargados de velar por la seguridad y contribuir a difundir la imagen de un país acogedor y seguro. Serán, pues, los ‘ángeles de la guarda’ de las rutas jacobeas. La internacional se basa en la actividad como embajadores policiales del Camino de Santiago de los consejeros y agregados policiales desplegados por todo el mundo, y en colaboración de las policías de los países de nuestro entorno más próximo, como Italia Francia, Alemania y Portugal, que ayudaran a asistir a los peregrinos y turistas originarios de sus países.

Con este operativo, la Policía convierte las comisarías en centros oficiales de sellado de credenciales, que se pueden descargar de la página web de este Cuerpo, y en puntos de contacto en la ruta del camino, para proporcionar información y aconsejar a los peregrinos, que podrán contar con material divulgativo a través de un código QR, carteles, dípticos y pulseras identificativas. De esta forma se intenta garantizar su integración.

Hay algo que preocupa especialmente a la Policía: la seguridad de las peregrinas que hacen solas el Camino y que pueden ser víctimas de alguna agresión, sexual o de otro tipo. El caso de la norteamericana Denise Thiem, que desapareció el 5 de abril de 2015, cuando se desvió del Camino de Santiago para visitar la localidad de Castrillo de los Polvazares (León), es paradigmático en este sentido. La estadounidense siguió unas flechas que había modificado Miguel Ángel Muñoz para que pasara cerca de una finca de su propiedad. Entonces, el la atacó de forma sorpresiva y la golpeó con un palo en la cabeza, para posteriormente trasladarla hasta un enclave más apartado, donde la desnudó, le cortó el cuello y las manos —que nunca se hallaron— y la enterró. Además, le robó 1.132 dólares que la mujer llevaba encima. El asesino fue detenido gracias a una brillante investigación de la Policía

El suceso tuvo un enorme impacto, tanto nacional como internacional, porque son muchas las mujeres que deciden recorrer en solitario las rutas jacobeas. Garantizar la seguridad de todas ellas es prioritario, porque los sucesos de los que son víctimas empañan la imagen de seguridad del Camino, lo que sin duda puede retraer a posibles peregrinos. Estos hechos, además de arruinar la vocación de encuentro, solidaridad y amistad que tiene, también tiene consecuencias económicas negativas en un momento delicado como este.

Por todo ello, la Policía impartirá charlas a hospitaleros y albergues para dar a conocer las diferentes herramientas puestas al servicio de las peregrinas, así como de la iniciativa «Mujeres Seguras en el Camino» que se expondrá en las dependencias policiales.

La virtualidad del plan se ha puesto de manifiesto desde el mismo día de su presentación. Ejemplo de ello fue la inyección de optimismo que se vivió en la localidad navarra de Valcarlos, «el Alfa del Camino de Santiago (el Camino Francés) en su entrada a España, punto de referencia histórico obligado, que a lo largo de casi mil años ha sido crisol cultural, intelectual y social y un pilar en el sostenimiento vital de numerosas familias que han gozado del desarrollo y la sostenibilidad económica de la mano de los millones de peregrinos que han transitado por sus sendas y caminos», según afirmó José María Borja, jefe superior de Policía de Navarra, en el acto de presentación del dispositivo.

Con ese acontecimiento, celebrado el pasado martes y presidido por el delegado del Gobierno en la Comunidad Foral, esa población tuvo una proyección nueva, muy importante, tanto nacional como internacional, y sobre todo trasladó el mensaje de que el Camino es seguro para todos los peregrinos. Por supuesto, eso redunda ya en una reactivación económica que, al margen de los aspectos espirituales de esta ruta jacobea, es fundamental para la zona.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class