Actualidad

Las embarazadas ingresadas por Covid superan ya el centenar

Son el colectivo más vulnerable de la quinta ola al no haber recibido hasta ahora el pinchazo contra el virus

La quinta ola se está cebando con las embarazadas, cuyos ingresos en hospitales han aumentado con fuerza en las últimas semanas. Al menos 131 gestantes han tenido que ser hospitalizadas por Covid-19 en algún centro sanitario de España, según los datos recopilados por ABC, aunque la cifra será con toda probabilidad superior, pues hay comunidades autónomas que hasta el momento no habían clasificado a las embarazadas entre sus cifras de contagios y, por tanto, no han facilitado los datos.

El aumento de las mujeres encintas ingresadas ya ha llevado tanto a sanitarios como a instituciones a pedir a las gestantes que acudan a vacunarse contra el coronavirus cuanto antes. Esta semana, el consejero de Salud de Andalucía, Jesús Aguirre, hacía un llamamiento para que acudan a recibir la inyección «a la mayor brevedad posible» tras haber detectado en los hospitales andaluces «un volumen importante de embarazadas ingresadas». Precisamente es Andalucía la que encabeza esta lista, con 57 mujeres embarazadas hospitalizadas. De ellas, 54 no estaban vacunadas y las 3 restantes solo habían recibido la primera dosis, según informó la Consejería de Salud y Familias de la región.

También Cataluña, que está cosechando las peores cifras de la quinta ola por ahora, está sufriendo especialmente los casos de embarazadas ingresadas por Covid. Como en Andalucía, la Generalitat ha hecho un llamamiento para que las gestantes se inmunicen «tan pronto como sea posible». El hospital Vall d’Hebron, el centro referencial para sus casos, tenía el pasado viernes a 34 futuras madres ingresadas, 14 de ellas en las UCI o unidades de semicríticos. «No es que la variante Delta sea más agresiva, sino que es mucho más contagiosa y la gente se ha relajado», explican a ABC fuentes del hospital.

Una media de 32 años

El Registro de Embarazadas con infección por SARS-CoV-2 de la demarcación tiene contabilizadas, con datos del pasado 22 de julio, a 1.763 embarazadas diagnosticadas en hospitales, que tenían de media 32 años. De ellas, el 59,4% requirieron de ingreso hospitalario, el 5,1% acabaron en la UCI y una de cada tres necesitó ventilación asistida. El Govern prevé además realizar el próximo miércoles un monográfico informativo sobre el colectivo.

Más bajas son las cifras de ingresos en el resto de comunidades, aunque superiores a las que se dieron en las anteriores olas. En la Comunidad Valenciana hay a día de hoy once embarazadas ingresadas, dos de ellas en UCI. Fuentes de la Consejería de Sanidad puntualizan que algunas de ellas requieren hospitalización pese a presentar síntomas leves por precaución, sobre todo si se encuentran en un estado avanzado de gestación.

Para incentivar su vacunación, en Baleares se permitirá que las mujeres en estado acudan sin cita previa a recibir la inyección. Actualmente son seis las embarazadas hospitalizadas en el archipiélago, todas en Mallorca y ninguna en UCI. Una necesita cuidados intensivos en Canarias y otras cuatro se encuentran en planta. Cuatro están ingresadas en Galicia y en Castilla y León, tres en País Vasco y dos en Cantabria, Castilla-La Mancha y Murcia. Una en Asturias y ninguna embarazada hospitalizada por el momento en La Rioja.

Más vulnerables

Este incremento de gestantes positivas se empezó a dar ya en la cuarta ola, aunque en menor medida y sin tantas hospitalizadas, explica Montserrat Angulo, vocal matrona del Consejo General de Enfermería (CGE). A su juicio, lo que ha ocurrido es que la relajación de medidas, así como el cada vez mayor porcentaje de población vacunada, pues hasta ahora había dudas sobre si debían recibir el fármaco contra el Covid-19, las ha convertido en más vulnerables respecto al resto de la población. Así lo cree también el doctor Juan Luis Delgado, presidente de la sección de Medicina Perinatal de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (Sego), que insiste en que este aumento de casos no significa que el coronavirus se esté agravando. «En la situación actual que hay libertad de movimiento es muy difícil controlar todos los elementos que te pueden transmitir el virus», comenta.

La solución, coinciden ambos expertos, es que las mujeres embarazadas se vacunen cuanto antes. En la última actualización de la estrategia de vacunación del Ministerio de Sanidad ya se recomendaba que recibieran los pinchazos de las vacunas ARN mensajero, es decir, de las de Pfizer y Moderna, basándose en estudios internacionales que demostraron sus beneficios. Pero el propio Ministerio admite que la información es todavía insuficiente para determinar cuál es el mejor momento de la gestación para inocularles el fármaco. «Sabemos por el mecanismo de acción de la vacuna que en teoría no influye en el desarrollo del feto, por lo tanto podría vacunarse en cualquier trimestre del embarazo», explica el doctor Delgado, que puntualiza que a nivel institucional, los distintos estudios que se han realizado al respecto indicaban el segundo trimestre de gestación como mejor momento. «Pero hemos visto que si una mujer se vacunaba en el primer trimestre de forma inadvertida estando embarazada no había ningún problema, lo que deja la puerta abierta a que si hay mujeres que tienen riesgo de contraerlo en el primer trimestre se vacunen», concluye.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class