Actualidad

Las autonomías contarán con 15.700 millones menos en 2022

Cataluña y Madrid son las que verán más reducidos los fondos disponibles para gastar

La reforma del sistema de financiación autonómico es un melón todavía por abrir. El miércoles se celebró una nueva reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera en la que, otra vez, este asunto quedó fuera del orden del día. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se encargó de transmitir a las regiones que las entregas a cuenta el año que viene serán récord, que se abonará la liquidación del IVA de 2017 y que ‘perdonará’ los cobros indebidos de 2020; todo buenas noticias. Sin embargo, estos anuncios a bombo y platillo esconden un sabor agridulce: en realidad, los territorios tendrán 15.737 millones de euros menos para gastar el año que viene en comparación al presente; 10.736 millones menos procedentes del Estado, mientras que los otros 5.001 millones son de dinero indisponible.

Este 2021 las autonomías tendrán para gastar 139.427 millones de euros, entre todos los conceptos, según cálculos realizados por fuentes autonómicas. Para 2022, la cifra se verá rebajada hasta los 123.690 millones, con notables diferencias entre territorios.

Cataluña, con 3.070 millones menos, será la más damnificada, seguida de la Comunidad de Madrid con 2.742 millones. El top 3 lo cierra Andalucía, que tendrá para desembolsar 2.398 millones menos en 2022 en comparación al ejercicio 2021. Los cálculos han sido realizados tomando en consideración las entregas a cuenta de cada año y las liquidaciones pendientes; el dinero que ‘perdonará’ Montero el año que viene; el pago del IVA de 2017; la partida del Fondo Covid; y la indisponibilidad de las cuantías de déficit que se exigen para cada uno de los años.

La ministra Montero recalcó en el Consejo de Política Fiscal que las entregas a cuenta que realizará en 2022 serán récord: «La mejora de las entregas a cuenta es un reflejo de la recuperación económica y una señal de que las medidas que implantó el Gobierno para proteger rentas y empleos han surtido efecto y han permitido una reactivación de la economía». Quedan en 112.213 millones, un 6,3% más en interanual. La gran diferencia llega al contabilizar las liquidaciones: en 2021 se percibirán las de 2019, ya que se entregan con dos años de retraso, y ascienden a 9.055 millones; en 2022, las liquidaciones correspondientes a 2020 son negativas y eso precisamente es lo que va a condonar Hacienda, 3.900 millones según sus cálculos.

En las partidas que recibirán las autonomías este año hay que sumar el Fondo Covid, de 13.486 millones, aunque a ello hay que restarle lo correspondiente a los regímenes forales que quedan fuera del sistema. En 2021 se perciben estos fondos… pero no será así, previsiblemente, en 2022. Para el año que viene se espera no tener que recurrir a mecanismos extraordinarios de financiación como este para hacer frente a los retos de la pandemia. Es más, para 2022 el Gobierno, tal como figura en el Programa de Estabilidad, confía en suprimir todas las ayudas laborales puestas en marcha por la crisis, por ejemplo. En suma, sin el Fondo Covid, lo que se recibe también es menor, aunque se sume artificialmente el IVA liquidado tarde de 2017 (3.100 millones, finalmente).

Por último, entre las partidas que dejarán menos margen para gastar a las autonomías está el déficit. La diferencia entre la tasa de referencia de 2021 y la de 2022 arroja que las comunidades tendrán 5.001 millones de dinero indisponible, es decir, dinero que no podrán gastar.

Aun así, las cifras de déficit tanto del Estado, como de las autonomías, como de los ayuntamientos, como de la Seguridad Social no son compromisos, ni están sujetas a vigilancia. Son tasas de referencia, como confirma Hacienda, al estar suspendidas las reglas fiscales. Hasta 2023, como prevé Bruselas, no se habría de volver a unas reglas fiscales para poner límites a los números rojos y el endeudamiento.

Con todo, la ministra Montero destacó que el hecho de que no existan objetivos de estabilidad no es incompatible con reducir el déficit público. Por ello, en la reunión instó a continuar por esa senda a medio plazo.

Más allá de ello, estos cálculos podrían quedar en nada para el caso de que los Presupuestos Generales del Estado de 2022 no se aprobaran. El Ministerio de Hacienda liga la entrega de los 3.100 millones de IVA y los 3.900 millones de euros que ‘perdona’ por las entregas a cuenta de 2020 a que las cuentas del año que viene salgan adelante. Una condición que deja a las comunidades atadas en este sentido y con 7.000 millones de financiación en el aire.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class