Actualidad

Las aerolíneas trabajan con la idea de que se pueda volar desde el 1 de junio

BEATRIZ TRIGUERO

Tras semanas con la actividad aérea bajo mínimos, las aerolíneas confían en que el Gobierno permitirá realizar viajes en junio y mantienen gran parte de los vuelos programados para ese mes antes de que estallara la crisis sanitaria de la Covid-19 en España, tal y como figura en sus portales. La plataforma de inteligencia turística Mabrian Technologies indica que, si bien para el mes de mayo la capacidad aérea en nuestro país se ha reducido un 76%, para el mes de junio el número de asientos programados apenas ha caído un 8,5%.

Las compañías aéreas que menos han variado su oferta de asientos para el mes de junio respecto a la programación realizada a principios de marzo son fundamentalmente aquellas que operan vuelos nacionales en los aeropuertos españoles -ya sean peninsulares o con las islas- como Iberia, Ryanair, Vueling o Air Europa, pues todo apunta a que estos serán los primeros en recuperarse.

También se mantiene la oferta en algunas rutas de medio radio. Iberia y Vueling pretenden retomar la frecuencia diaria en los vuelos a Londres partir de la segunda quincena de mayo y del 1 de junio, respectivamente, según consta en sus páginas web. De la misma manera, compañías extranjeras como la portuguesa TAP ha incrementado en las últimas semanas el número de asientos programados entre el país vecino y los destinos españoles, tal y como informa Mabrian Technologies y ha comprobado este medio.

Oferta de vuelos nacionales

Las aerolíneas esperan que los españoles comiencen a viajar por el territorio nacional. En su web, Iberia reanuda la oferta diaria en el puente aéreo Madrid-Barcelona desde el 13 de mayo, mientras que hasta entonces y desde el decretado estado de alarma únicamente ha realizado un vuelo cada quince días. En el caso de los billetes a Málaga o Valencia, retoma la venta a partir del 1 de junio. Lo mismo ocurre con las operaciones desde la capital a las islas de Menorca e Ibiza, donde la aerolínea mantiene una conexión semanal o quincenal y vuelve a la oferta diaria a partir de junio.

También se percibe un cambio significativo en los precios, pues mientras el billete de avión con Iberia para algunos de los destinos en los que operará en mayo -como Barcelona o Menorca- ronda los 300 euros, con la recuperación de las frecuencias se reduce a entre 30 y 70 euros de media. Y es que las tarifas de verano de las aerolíneas tradicionales están muy igualadas con las ofrecidas por aerolíneas ‘low cost’ como Ryanair, con una bajada generalizada en los precios de las primeras para impulsar las ventas de verano, tal y como explicaba Vozpópuli hace días.

En cuanto a Ryanair, la principal aerolínea en España por número de pasajeros, durante estas semanas mantiene cancelados los vuelos a las islas pero, según figura en su página web, los reanudará, con varias operaciones diarias a Canarias y Baleares, a partir del 8 de mayo. Sin embargo, fuentes del sector aseguran que, dada la incertidumbre que pesa sobre la permisibilidad a viajar, la reprogramación de vuelos por parte de todas las compañías aéreas es constante.

Los internacionales tardarán más

En total, Mabrian Technologies registra 2,8 millones de asientos programados en España para el mes de junio -una media de 90.000 al día-, frente a los 740.700 ofrecidos para mayo. Sin embargo, estas cifras son ínfimas si se tienen en cuenta los 27 millones de pasajeros que pasaron por los aeropuertos españoles de Aena en el mes de junio de 2019. Esto podría guardar relación con el hecho de que a fecha de marzo, cuando estalló la crisis sanitaria en nuestro país, algunas aerolíneas no habían completado su oferta de vuelos en o con España para verano.

Además, tanto Iberia como Air Europa, enfocadas también al largo radio, han disminuido significativamente la capacidad en los vuelos internacionales que conectan España con el resto del mundo. A su vez, aerolíneas extranjeras como las estadounidenses American Airlines o United Airlines, la canadiense Air Canada, la finlandesa Finnair, la colombiana Avianca o la dubaití Emirates también han desprogramado prácticamente la totalidad de sus vuelos con España.

Las conexiones entre países también han caído en Europa, pues el Consejo Europeo prohibió los viajes “no imprescindibles” desde terceros países a la Unión para evitar la expansión de la pandemia, una orden que el Gobierno de España ha ampliado recientemente hasta el 15 de mayo. No obstante, el comisario europeo de Mercado Interior e Industria, Thierry Breton, aseguró que confía en que los europeos puedan “retomar los viajes” dentro de la UE “desde este verano”.

El presidente del gestor aeroportuario español Aena, Maurici Lucena, anunció hace unos días que una vez que se alivie la crisis desatada por el coronavirus, se espera recuperar el tráfico aéreo en tres fases, comenzando con los vuelos domésticos, luego las rutas con países de la Unión Europea (UE) y posteriormente, las conexiones al resto de países. Unas previsiones que concuerdan con las programaciones de las aerolíneas para los próximos meses.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class