Actualidad

La variante Delta pone en riesgo unos 3.360 millones de euros del PIB español

La lenta reactivación del turismo amenaza con que nuestro país no crezca por encima del 6% como prevén el Gobierno y otros organismos

La recuperación del turismo se antoja clave para que el rebote de la economía española sea el mayor posible. Después de firmar el peor primer semestre de su historia, la actividad turística confía en que la segunda parte del año sirva como punto de inflexión para recuperar gran parte de las pérdidas. Sin embargo, estas expectativas se están rebajando conforme van discurriendo los días de verano. El avance de la variante Delta amenaza con restar tres décimas el crecimiento del PIB para este año. Es decir, unos 3.360 millones de euros. Este hecho pondría en riesgo que nuestro país crezca por encima del 6%, como vaticinan el Gobierno, Bruselas y los diferentes organismos económicos.

El objetivo del sector turístico era lograr llegar al 50% de los niveles de 2019 durante los meses de verano. Con el turismo nacional recuperando los registros de hace dos años, el foco se centra en el turismo extranjero, cuyo valor añadido en el sector siempre ha sido mayor que el que aporta el nacional. Además, tradicionalmente, el turismo internacional suponía el 69% del total, siendo el restante nacional. Ahora las tornas han cambiado. «En la península entre un 10-20% de turistas es extranjero. La mayoría son nacionales», explica a ABC el presidente del Consejo General de Economistas, Antonio Pedraza.

Para cumplir los objetivos del sector y las previsiones del Gobierno, este verano tendrían que llegar a España unos 17 millones de turistas, mientras que el gasto turístico llegaría a unos 21.000 millones de euros. Serían unos datos sensiblemente mejores a los registrados en 2020. Aunque no se duda de que se mejorarán los números del año pasado, los datos de junio, conocidos esta misma semana, y las previsiones de las entidades turísticas para julio dificultan que se logre recuperar el 50% de los niveles previos a la pandemia. En concreto, tendrían que llegar unos 15 millones de turistas e ingresar casi 20.000 millones de julio a septiembre.

La variante Delta, a pesar de que no está generando un incremento de la mortalidad considerable, provocó que terceros países impusieran restricciones o recomendaran no viajar a España. Esto desencadenó una menor venida de turistas extranjeros, sobre todo británicos. «Las recomendaciones de no viajar a España puedan haber calado en los turistas que podían haber llegado a nuestro país», comenta a ABC María Romero, socia directora de Afi. La incertidumbre continúa planeando, aunque el sector turístico espera que hoy el Reino Unido no endurezca sus restricciones, tal y como informaron ayer los medios británicos.

La economista de Afi reconoce que el virus está reduciendo los flujos turísticos y que el sector «crecerá menos de lo esperado». De hecho, las reservas de turistas internacionales sufrieron un importante parón a mitad de julio por las restricciones, mientras que las cancelaciones subieron en los destinos vacacionales más internacionales. Una circunstancia que desencadenó que el lobby turístico Exceltur rebajara en un punto el PIB turístico en verano. Por su parte, el catedrático del CEU San Pablo, Rafael Pampillón, se muestra optimista y cree que el virus «no repercutirá negativamente a la economía» y que en términos turísticos «el pescado está todo vendido. El que quiera venir, vendrá».

Repunte a final de año

Que España tendrá un importante crecimiento este año nadie lo pone en duda. El ahorro embalsado por la pandemia se está destinando al consumo desde que se acabara el estado de alarma y el sector servicios vuelve a tirar del empleo. Así, se espera que en el tercer trimestre el PIB crezca en torno al 4%, a pesar del virus.

Los economistas coinciden en que este impulso servirá de tracción para el último trimestre. Un periodo que el sector turístico espera seguir repuntando. De hecho, como informó ABC, los hoteles ya planean alargar la temporada de verano más allá de septiembre. «El ahorro que tienen contenido en los países europeos unido a los precios más bajos puede que alarguen la temporada», explica a este diario Antonio Pedraza.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class