Actualidad

Juan Carlos I: un año en Abu Dabi a la espera de que se aclare su horizonte fiscal

Su vuelta, «temporal por unos días», está ligada a que Hacienda resuelva positivamente las dos regularizaciones fiscales efectuadas

Juan Carlos I cumple este próximo martes, 3 de agosto, un año de estancia en Emiratos Árabes Unidos, donde es acogido por el príncipe heredero del emirato de Abu Dabi, Mohamed bin Zayed, tal y como se constató en una de las pocas imágenes que han trascendido de su estancia.

Fue el 17 de agosto de 2020, cuando a través de la Casa de Su Majestad el Rey, Don Juan Carlos informó oficialmente sobre su salida de España en un breve comunicado que ponía fin a las especulaciones de su paradero, del cual informó previamente ABC el 7 de agosto, tras haber volado en un avión privado desde Vigo a la capital emiratí.

En ese comunicado, Don Juan Carlos exponía su «meditada decisión» de trasladarse «en estos momentos» fuera de España y subrayaba que «siempre ha querido lo mejor para España y para la Corona».

Un año después, Don Juan Carlos sigue en Abu Dabi sin haber podido regresar, aunque sea por unos días y de forma temporal, ya que «antes se deben cerrar las dos regularizaciones fiscales que presentó y tiene pendientes», según informan a ABC fuentes de su entorno.

Revisiones médicas

La Agencia Tributaria y en última instancia la Fiscalía del Supremo deben dar luz verde definitiva a esas regularizaciones por las que ya hizo dos pagos en concepto de recargo: uno de 678.393 euros, presentada en diciembre, por el uso de tarjetas con las que se pagaron hoteles, viajes y restaurantes desde cuentas pertenecientes al empresario mexicano Allen Sanginés-Krause; y otra de 4,39 millones de euros, presentada en febrero, para aflorar gastos que habría afrontado la Fundación Zagatka, de su primo Álvaro de Orleans, para pagar viajes en jet privados por valor de ocho millones de euros.

Estar aún involucrado en esas regularizaciones fiscales impidió su retorno, «temporal por unos días», en las pasadas Navidades, como hubiera sido el deseo manifestado por Don Juan Carlos. «Se le aconsejó que era mejor esperar pues presentar la regularización en sí mismo no acababa con ningún proceso», informan las mismas fuentes.

«Don Juan Carlos de salud está muy bien», se subraya aunque con la prudencia lógica de estar refiriéndose a una persona de 83 años, que hace dos tuvo que afrontar una operación de corazón en la que le implantaron tres bypass aorto-coronarios tras la intervención en el hospital Quirón Salud Madrid. Precisamente una posible revisión médica sobre esa última intervención coronaria, así como por la nueva prótesis que le fue implantada en la rodilla derecha hace tres años, hubiera sido una posible causa de su «regreso puntual» a España por motivos estrictamente médicos.

Sin embargo, no se ha producido esa vuelta ni revisión médica alguna en nuestro país. Queda la incógnita de si ha seguido algún tipo de revisión en el propio Abu Dabi, donde el bloqueo informativo en torno a la figura de Don Juan Carlos es férreo.

Respecto al círculo familiar cercano de Don Juan Carlos, solo se tiene constancia de las visitas de sus hijas, las Infantas Elena y Cristina, que tratan de ir a Emiratos Árabes Unidos al menos una vez al mes.

¿Y Felipe VI? «La Corona está por encima de todo», destacan las mismas fuentes que desligan al Palacio de la Zarzuela de la situación de Don Juan Carlos, máxime después de que Don Felipe tomara la decisión de apartarle de la asignación fijada en los Presupuestos de la Casa y tras la renuncia que hizo, ante un notario, de la herencia económica que pudiera corresponderle (15 de marzo de 2020).

Sánchez-Junco, el abogado

Javier Sánchez-Junco, abogado de Juan Carlos I, es una de las figuras –además de su entorno de amistades más estrechas– con vía directa con Abu Dabi. Actualmente un equipo de cuatro fiscales del Tribunal Supremo, que ha asumido todos los casos por orden de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, investiga a Don Juan Carlos en tres causas distintas:

1. La más complicada era la relativa a la donación del empresario mexicano, que no fue declarada a Hacienda durante tres ejercicios seguidos (2016, 2017 y 2018) y que afloró en forma de pago de gastos que realizaba para Don Juan Carlos su antiguo ayudante de campo, el coronel del Ejército del Aire Nicolás Murga.

Las investigaciones se siguen por presuntos delitos fiscal y de blanqueo, pero ambos quedarían en principio neutralizados porque la legislación prevé que si se acomete una regularización antes de que la Agencia Tributaria emita requerimiento o el Ministerio Público y/o la Abogacía del Estado presenten querella, se extingue la responsabilidad penal. Sin embargo, se desconoce si estos fondos son los únicos que se investigan en ese procedimiento, que se sigue bajo secreto. Estas pesquisas se iniciaron en 2019.

2. El desencadenado con los audios del comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo sobre presuntas comisiones ilegales en la adjudicación del AVE a la Meca, obra otorgada por Arabia Saudí a un consorcio español por 6.500 millones.

Este asunto derivó en las pesquisas sobre una transferencia recibida por Don Juan Carlos en una fundación creada ‘ad hoc’ en Panamá en 2012 con cuenta en un banco de Suiza, cuyo rastro seguía el fiscal del Cantón de Ginebra, Yves Bertossa. Parte de los fondos acabaron en otra cuenta del mismo banco a nombre de la examante de Don Juan Carlos Corinna Larsen. Esta investigación se inició en 2018.

3. Las diligencias más recientes se incoaron en noviembre de 2020, por una alerta del Sepblac acerca de movimientos de fondos de la Isla de Jersey que podrían tener que ver con Don Juan Carlos.

En su entorno niegan taxativamente que tenga intereses en estas Islas del Canal y que haya realizado movimiento alguno.

De este modo, Don Juan Carlos lleva siendo objeto de investigaciones que le afectan algo más de tres años sin que se haya formalizado imputación ni querella alguna.

¿Un posible regreso?

¿Cuándo regresará Juan Carlos I a España? La pregunta, un año después de su salida, sigue sin respuesta. «Una vez despejada su situación con el fisco y las tres diligencias fiscales que siguen vivas en el Tribunal Supremo se podría dar respuesta a esa pregunta», informan. Aunque cualquier circunstancia personal o médica podrían traerle de nuevo, de modo temporal, a España.

El objetivo de Don Juan Carlos es también no dañar en ningún caso la imagen de su hijo, el Rey, ni de la propia institución de la Monarquía.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class