Actualidad

El vacío de España ante la represión en Cuba inquieta a la Casa Blanca

Biden trató en una reunión mantenida el viernes la decisión del gobierno de Sánchez de no sumarse a una condena

La negativa de España a participar en un comunicado de condena a la represión cubana ideado e impulsado por Estados Unidos se trató en una reunión del más alto nivel en la Casa Blanca. De hecho, fue de tan alto nivel que ese encuentro lo presidió el propio Joe Biden, acompañado de su equipo de seguridad nacional. La reunión tuvo lugar el viernes por la tarde, justo antes de que el presidente norteamericano se fuera a Camp David a pasar el fin de semana. Era su último punto en la agenda, una hora de encuentro con 17 invitados, según la Casa Blanca, para «debatir las recientes e históricas manifestaciones en Cuba y la respuesta de la administración».

Tras la reunión, tres participantes confirmaron a ABC que uno de los puntos que se trató fue el comunicado de condena a la dictadura del pasado lunes, y la ausencia de España –además de otros países– en él. Esto, según los asistentes, es algo que preocupa al presidente y a su administración. También expresó su preocupación por la ausencia de España el influyente senador demócrata Robert Menéndez, que preside la comisión de Exteriores del Senado de EE.UU., y que estuvo presente en esta reunión en la Casa Blanca.

«Por supuesto, mencionó a España y a muchos otros países»

Entre los asistentes había líderes de los sectores político, social y cultural del exilio cubano en EE.UU. Uno de ellos, Emilio Estefan, un afamado músico y productor musical afincado en la Florida y nacido en Santiago de Cuba, dijo a ABC, al preguntarle si Biden había hablado de la ausencia de España en el comunicado: «Sí lo dijo. Dijo que ha hablado con todos los países del mundo, que ha obtenido respuesta de muchos, y eso me da mucha alegría, pero hay muchos países que están de la izquierda en este momento; por eso digo, cada apoyo que tengamos de cada país [cuenta]. Lo que me encanta de esto es que en 62 años es la primera vez que vemos al pueblo de Cuba, que vemos los horrores que están pasando, y es gracias a internet». Añadió Estefan: «Por supuesto, mencionó a España y a muchos otros países, dijo, nada, que España no ha respondido y que hay muchos países que no han respondido, así que ojalá… Vemos que hay muchos países que están en un momento que quieren a la izquierda, [pero] el comunismo no funciona».

También en el Senado

Después, el cantante Yotuel, que estuvo en esa reunión, confirmó a este diario que se trató la ausencia de España en ese comunicado, y que se percibe lentitud en la reacción frente a los abusos de la dictadura. El cantante es un ídolo en estas protestas, un disidente que ha movilizado a cientos de miles de personas en todo el mundo con el lema «patria y vida», que da título a su última canción y que se ha convertido en el contrapunto a «patria o muerte», popularizado por Castro en los sesenta.

Una tercera fuente presente en la reunión confirmó esa preocupación en la Casa Blanca por la ausencia de España en las gestiones que está haciendo EE.UU. para contener a la dictadura castrista en esta ola represora. Y asegurarse asimismo de que la isla sigue teniendo internet a pesar de los cortes impuestos por el régimen, que quiere así impedir manifestaciones. Se trata de Manny Díaz, un opositor al régimen nacido en La Habana y que fue alcalde de Miami entre 2001 y 2009.

«Sí surgió el tema de que la administración se ha comunicado con prácticamente todos los países hasta este momento y que siguen luchando para lograr el apoyo de más países, que en este momento no se ha logrado la cantidad de países que queremos», dijo Díaz, quien añadió que no entiende la ausencia de España en ese comunicado.

«¿Acaso a España le preocupan más las inversiones hoteleras españolas [en Cuba] que los derechos humanos del pueblo cubano?»

El senador Menéndez, presente en esa reunión, fue muy crítico con la ausencia de España en aquel comunicado, que representa un frente de países unidos tras la estrategia de Biden de presionar a la dictadura, para que deje de reprimir a los manifestantes y de violar sus libertades civiles. El miércoles, en el pleno del Senado, Menéndez, hijo de cubanos y descendiente de españoles, dijo: «¿Acaso a España le preocupan más las inversiones hoteleras españolas [en Cuba] que los derechos humanos del pueblo cubano?».

En su visita a EE.UU. la semana pasada, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, no trató el tema de la represión cubana y simplemente dijo que el embargo debe ser levantado. Antes, la ministra de Industria, Reyes Maroto, vino a Washington y pidió a sus homólogas en la administración Biden que consideraran levantar la parte del embargo aplicada por Donald Trump que más afecta a empresas españoles hoteleras y de turismo, como Meliá.

El lunes, una veintena de naciones comandadas por EE.UU. publicó un comunicado conjunto en el que apoya a los manifestantes y advierte al castrismo de que tomará medidas si mantiene la represión. Los firmantes son los cancilleres de Austria, Brasil, Colombia, Croacia, Chipre, República Checa, Ecuador, Estonia, Guatemala, Grecia, Honduras, Israel, Letonia, Lituania, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte, Polonia, República de Corea, Ucrania y EE.UU.

Fuentes diplomáticas españolas dijeron después a ABC que decidieron no sumarse el comunicado de EE.UU. porque la Unión Europea preparaba el suyo propio. Este fue publicado por Josep Borrell, alto representante para la Política Exterior de la UE, el jueves, y en él se dice: «Apoyamos inequívocamente el derecho de todos los ciudadanos cubanos a expresar sus opiniones pacíficamente, a exigir cambios y a reunirse para dar voz a sus opiniones, también en internet».

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class