Actualidad

El pirómano, en el objetivo tras el control del incendio de Málaga

«Que no duerman tranquilos», advierte Juanma Moreno, que aboga por subir las penas a quienes provoquen fuegos

Sierra Bermeja, que aún tardará 15 días en ver extinguido por completo el incendio, pide ser zona catastrófica

Hojarasca, una piña y un mechero. Objetos que están al alcance de cualquiera. Bien usados, podrían formar parte de una simple escena navideña. Pero en las manos de según qué individuos, pueden convertirse también en el germen de una catástrofe medioambiental sin precedentes. Como la que tenido lugar en la provincia de Málaga en la última semana.

Afortunadamente, el pavoroso incendio de Sierra Bermeja, que ha calcinado casi 10.000 hectáreas de masa forestal y se ha cobrado la vida de un bombero, pudo ser controlado en la madrugada de ayer. La providencial lluvia que cayó toda la noche fue aliada fundamental para unos trabajos que ya habían empezado a avanzar el día anterior, después de tantas jornadas de amargura.

Pero ahora, además de extinguirlo completamente, para lo que aún pueden restar unas dos semanas, lo fundamental es atrapar al o a los pirómanos que perpetraron un fuego que por momentos estuvo fuera de toda capacidad de extinción. «Que no duerman tranquilos, que cuando menos se lo esperen, llegará la Guardia Civil y los detendrá», les advirtió ayer el presidente andaluz, Juanma Moreno.

No hay duda de que el incendio fue provocado. Por eso desde el primer momento el Seprona se afana en encontrar todas las pistas que puedan llevar a los agentes frente a los culpables de haber incendiado el monte en dos sitios diferentes a la vez. Con una distancia de dos kilómetros como máximo. Accesibles desde la carretera y con huida facil. Y precisamente en una noche, la del miércoles de la semana pasada, cuando se conocía que las condiciones meteorológicas podían hacer el siniestro ingobernable. Así sucedió. Eso lleva a pensar a las autoridades que los responsables sabían lo que se hacían.

Se multiplican los rumores en los pueblos afectados. Las informaciones difíciles de confirmar. Pero el sigilo por parte de las fuerzas del orden es completo. No hay que dar facilidades. Este martes se realizó una reconstrucción de las actuaciones y observaciones del grupo de bomberos forestales que acudió a la extinción en los primeros momentos.

Pero no es nada sencillo atrapar a un pirómano. «Se trata del delito más fácil de cometer y más fácil de que quede impune». Lo afirma a ABC Fernando Benítez Pérez-Fajardo, el fiscal delegado de Medio Ambiente y Urbanismo de Málaga. Está al tanto de todos los pormenores de esta catástrofe desde que volvió al puesto tras sus vacaciones.

Maquinaria quemada en Sierra Bermeja – J.J.M.

Es quien lleva la acusación en la causa que se sigue por el otro gran incendio que ha asolado a Málaga en la última década: el declarado en Coín en 2012, que quemó algo más de 8.000 hectáreas, mató a dos personas y provocó el desalojo de otras 6.000. En este hubo más suerte. Al poco de extinguirse, se detuvo a un jardinero que había dejado encendida una fogata con restos de poda. Fue lo que prendió la gran llama. Nueve años después, aún no ha habido juicio.

Juanma Moreno abrió el martes la espita de otro debate: el del endurecimiento de las penas a los pirómanos. Según dijo en una entrevista en Onda Cero, cuando estos son detenidos y llevados ante el juez, acaban recibiendo penas de «unos dos años de cárcel y si no tienen antecedentes, no ingresan en prisión, con lo que al final «no les pasa absolutamente nada».

Por eso adelantó que pedirá al grupo parlamentario del PP que presente una proposición en este sentido, algo que afirmó también haber hablado ya con Pedro Sánchez, que le respondió que le parecía «razonable» abordar ese asunto. El grupo de Ciudadanos está en lo mismo, tal y como anunció su portavoz en el Congreso, Edmundo Bal.

Para el fiscal de Medio Ambiente de Málaga, sin embargo, el problema no está en las penas, sino en la dificultado de capturar a los pirómanos. «Las penas son suficientes, no es cuestión de que sean o no más elevadas», asevera. El Código Penal establece en su artículo 351 entre 10 y 20 años de prisión para quienes provocaran un incendio «que comporte un peligro para la vida o integridad física de las personas». Como evidentemente ha sido el caso.

Montañas quemadas por el incendio en Sierra Bermeja – J.J.M.

Pero el incendio no está aún apagado. Quedan varias semanas de trabajo, aunque el agua haya reducido esas labores unos 15 días, según dijo ayer Juan Sánchez, director del Centro Operativo Regional del Infoca. Quedan «puntos calientes». «Los árboles centenarios que teníamos en esta sierra tienen raíces grandes, que van a estar ardiendo durante mucho tiempo», señaló. Salen humaredas de debajo de los troncos de los árboles en la carretera que va desde Peñas Blancas a Genalguacil, donde el fuego ha estado activo más tiempo.

Para estos trabajos se han quedado sobre el terreno 253 efectivos, que en dos turnos de más de 100 personas peinarán los casi 100 kilómetros de perímetro del incendio para evitar que se vuelva a reactivar en algún punto, además de una decena de medios aéreos. En concreto sobre el área donde se ha sofocado el fuego hay ocho helicópteros de extinción y traslado, dos sólo para traslado y otro más para la dirección.

En el horizonte, la recuperación. El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, se mostró este martes confiado en que Gobierno central declare zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil. Es lo que se conoce como ‘zona catastrófica’.

Los técnicos provinciales están a disposición de los municipios afectados de Sierra Bermeja y el Valle del Genal para valorar y reparar «lo antes posible» los daños que se hayan producido en infraestructuras básicas, como el abastecimiento de agua. El alcalde de Estepona pedía esa ayuda también. La Junta de Andalucía se sumó al carro. La consejera de Medio Ambiente, Carmen Crespo, anunció un comité técnico y un foro de expertos para decidir cómo recuperar la superficie afectada.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class